Comparador para interiores

También llamado alesómetro, es un tipo de reloj comparador, adecuado para la medición de diámetros interiores por comparación.
La mayor aplicación del alesómetro se encuentra en el mecanizado, donde es la herramienta específica para medir no sólo el diámetro interior de los cilindros de motores, sino también el ovalamiento y la conicidad que existen en las superficies cilíndricas. El ovalamiento es la diferencia de diámetro que tiene el cilindro a la misma altura, como resultado de fuerzas laterales de empuje generadas durante la combustión sobre el pistón. La conicidad es la diferencia de diámetro que tiene el cilindro a distintas alturas, ya que se desgasta más en la parte superior que en la inferior debido al incremento de la presión de combustión, la alta temperatura generada y la reducción de lubricación. El empleo del alesómetro permite comprobar esta diferencia comparando medidas del diámetro del cilindro a distintas alturas.

Ejemplo medición de un cilindro

  1. Buscamos en la hoja de datos del fabricante la longitud nominal del diámetro del cilindro que deseamos medir.
  2. Seleccionamos la pieza de extensión adecuada para esa medida de diámetro, teniendo en cuenta que la longitud total del cabezal (ver imagen “partes de un alesómetro), incluyendo la tolerancia máxima, debe ser apenas mayor que ese diámetro, a fin de asegurar que los palpadores estén en contacto permanente con el cilindro.
  3. Montamos el alesómetro tal como indica el manual del fabricante y ajustamos la abrazadera o tuerca de fijación.
  4. Graduamos un micrómetro, convenientemente montado en un soporte adecuado, al diámetro nominal del cilindro.
  5. Introducimos el cabezal del alesómetro dentro de las garras del micrómetro y llevamos a cero el reloj comparador. Desplazamos suavemente el alesómetro de izquierda a derecha (o viceversa) hasta que obtengamos una medida mínima que tomaremos como referencia (Figura 1).
  6. Desmontamos el alesómetro del micrómetro y lo introducimos en el cilindro a medir (Figura 2). Debemos tener la precaución de que el alesómetro ingrese al cilindro en posición inclinada, ya que de esta manera no se dañarán los palpadores.
  7. Una vez dentro del cilindro, a la altura y dirección adecuadas, alineamos el mango del alesómetro con el eje del cilindro y tomamos la lectura del reloj comparador.
  8. Una vez más, desplazamos el alesómetro de izquierda a derecha (o viceversa) hasta encontrar un punto de inflexión que es el punto exacto de medida. Si ese punto coincide con el cero prefijado en la escala, la medida que estamos comparando coincidirá exactamente. Si por el contrario el punto de inflexión coincidiera, por ejemplo, con el 5 de la escala, la medida comparada sería de 0,05 mm más que la medida prefijada.
  9. Para extraer el alesómetro del cilindro debemos nuevamente hacerlo con el cuerpo inclinado para evitar daños al reloj comparador.
¿Necesitas ayuda? Contactate con los profes